Reseña del libro "Yo soy Malala"



Conocía a Malala Yousafzai como la joven pakistaní que daba conferencias por todo el mundo y asistía a la Asamblea General de la ONU, veía cientos de fotos de ella en internet con sus coloridos y bellos atuendos, pensaba –ojalá algún día pueda conocerla y conversar con ella-. También había visto en varios medios su famosa frase: “Un niño, un profesor, un libro y una pluma pueden cambiar al mundo. La educación es la única solución”, además sabía que es la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz.


Así que cuando vi que existía un libro autobiográfico de ella, no dude ni un segundo en tenerlo entre mi colección.


De verdad que, aunque sus logros antes expuestos son per se grandes y elocuentes, te dicen muy poco de lo que realmente es la vida de Malala, de su historia, de sus vivencias, de su lucha y de su fuerte pasión por defender los derechos de las niñas a tener acceso a la educación.


Nos describe sus sentimientos y experiencias de niña, combinados con una clara descripción del lugar donde nació, es tan fina al escribir que en serio te dan ganas de visitar Swat, el pequeño distrito Paquistaní donde creció. Te estremeces con ella cuando te cuenta que tuvieron que huir debido a la violencia y dominio de los talibanes.


¿Saben? No solo terminé admirando más a Malala cuando terminé el libro, sino también a su papá. El señor es un héroe, un aliado feminista, un verdadero luchador social comprometido con la educación de las niñas y principalmente de su hija, Malala. La motivaba a que a pesar de vivir en un lugar donde el extremismo religioso margina a las mujeres, ella no abandonara sus sueños y su curiosidad por conocer más del mundo, nos relata cómo la ayudó a desarrollar su capacidad de escribir y comunicar.


Dice Malala: “La educación es un poder para las mujeres, y eso es por lo que los terroristas le tienen miedo a la educación. Ellos no quieren que una mujer se eduque porque entonces esa mujer será más poderosa”. Y aun así, ella nunca tuvo miedo. No les quiero adelantar el trágico suceso que vive Malala, el cual marca un parteaguas en su vida, tal vez alguien que me lee ya lo sepa, pero si no lo sabes, no te lo quiero adelantar, espero te animes a leer el libro y lo descubras por ti mismo(a).


¿Les cuento algo? Me identifiqué mucho con Malala por esta frase que pronunció en una entrevista con la agencia EFE hace poco: “La mejor forma de luchar contra el terrorismo y por la educación es a través de la política. Por eso la elegí, porque un médico sólo puede ayudar a una comunidad, pero un político puede ayudar a todo un país”, no les negaré que a veces me decepciono de la política, es un medio muy difícil, pero después recuerdo que cuando estás aquí por causas genuinas y no por puestos, todo vuelve a cobrar sentido. Nuestra misión tiene que ser ayudar, sumar y construir, lo demás es simple demagogia. ¡Qué aburrido debe ser no tener una causa por la cual luchar!


En el libro Malala nos da un update de donde se encuentra hasta el momento que terminó de escribir el libro, cómo fue su recuperación después del trágico suceso, su etapa de resiliencia, nos comparte como le va ahora con sus estudios, como constituyó su fundación, cuáles son sus planes a futuro y menciona que personajes del ámbito político, cultural y artístico la han ayudado.


Sin duda una historia que les recomiendo mucho, es conmovedora, inspiradora, y nos ayuda a comprender las distintas realidades que viven miles de mujeres alrededor del mundo. Nunca está de más, hacer crecer nuestra sororidad.


¡Gracias por leerme!

Nos leemos a la próxima.

YZ