Reseña del libro "No es no" de REINSERTA



Este libro entra dentro de la lista de mis tesoros más preciados porque me lo regaló mi mamita.


¿Se acuerdan que hace unos meses les compartí que fui a la FLACSO para por fin recoger mi título de la Maestría de Políticas Públicas y Género? Un gran logro para mí y mi familia.


Bueno, pues cuando regresé a Chiapas (la sede de FLACSO – México) está en el sur de la CDMX, específicamente enfrente de Six Flags, mi mamá y mi papá me esperaban en casa con una sorpresa, un globo que decía felicidades y ¡este libro!


Mamita me dijo emocionada, me dijeron en la librería que es el libro feminista más nuevo, entonces dije, tiene que ser para mi hijita, la amo, gracias mamita (siempre lee mis reseñas).


Y vaya que es un libro muy reciente, incluso al final, incluye una parte de como han cambiado los procesos desde el COVID – 19, es el primer libro donde leo al VIRUS que nos cambió la vida.


Lo leí de volada, conozco el trabajo de REINSERTA desde hace mucho y la enorme labor altruista de Saskia Niño de Rivera, una mujer que sin duda, se ha ganado a pulso su reconocimiento en el impulso de la re inserción social humana e integral.


Hoy, en este libro nos demuestra que su activismo tiene perspectiva de género y que sin duda, tiene un gran equipo de profesionistas que la acompañan.


No es No, es una guía imperdible para todas las abogadas, psicólogas, trabajadoras sociales, activistas, defensoras, familiares y sobrevivientes de delitos de índole sexual.


¿Y por qué digo sobreviviente y no víctima? Eso me lo enseñaron las y los autores del libro, prefieren llamarles sobrevivientes por el acto heroico que significa sobrevivir en este país a cualquier delito.


Nos enseñan que la violencia sexual tiene muchas caras y edades, lo que significa en la vida de las personas sobrevivientes la revictimización, los niveles de violencia sexual y cómo identificarla, lo que significa el consentimiento, nos explican claramente las diferencias entre acoso, hostigamiento, abuso sexual, estupro y violación.


Nos da una perspectiva enorme de como operan las redes de trata de personas y explotación sexual, principalmente contra mujeres, niñas y niños; por ejemplo aprendí qué implica el delito de lenocinio y hasta qué niveles tan crueles, violentos e inhumanos opera el patriarcado.


Si bien el libro nos va dando ejemplos de en cuánto tiempo prescriben los delitos, los tipos de penas, cuánto tiempo se tiene para denunciar y qué pruebas se necesitan, deja muy claro que es pertinente revisar los Códigos Penales del estado donde nos encontremos, porque la mayoría de ejemplos – base que utiliza son de la CDMX.


Incluye un apartado exclusivo para la Ley Olimpia y sobre delitos contra la intimidad sexual, en esa parte, podemos entender por ejemplo, por qué la Youtuber Yosstop estuvo en prisión preventiva.


El libro se acompaña de cartas – testimonios de sobrevivientes que si bien son muy crudos y fuertes, te dan un acercamiento crucial para empatizar, entender y palpar más de cerca las luchas de las sobrevivientes.


Cierra con un guía clara para prevenir y atender los delitos de índole sexual, por ejemplo, nos comparten una tabla donde con base en una sólida investigación, nos demuestran que el aceptar los roles de género tradicionales es un factor de riesgo de ser o un agresor/a o una víctima de violencia sexual, según la Organización Mundial de la Salud.


En la parte final, se enfoca en brindar herramientas claras y concretas para las profesionistas que acompañan a las sobrevivientes, por ejemplo, a las psicólogas nos brindan técnicas de abordaje en terapia, a las abogadas algunos consejos para acompañamiento y por supuesto distintas recomendaciones y medios de apoyo, a las familias y sobrevivientes.


Me encanta y con esto cierro, que se aborda la importancia de que en todos los procesos de acompañamiento a las víctimas, la abogacía y la psicología trabajen de la mano, yo también me di cuenta de la importancia de esto, y por eso decidí estudiar mi segunda carrera, como ustedes saben soy psicóloga y ahora estoy por terminar Derecho.


Y uno de mis propósitos de vida, es continuar abonando a que el abordaje en terapia y la abogacía, tengan perspectiva de género.


Y sé que en esta lucha no estoy sola, cuento con todas mis colegas, psicólogas, abogadas y feministas.


Gracias por leer, les quiero mucho.

Con amor, Yuli.


Frase favorita

  • “Somos fuertes pero nos falta ser libres”