Reseña del libro "Hiper agotadas" de Emily y Amelia Nagoski


Todo llega cuando estás lista para recibirlo, sin juicios y con apertura. Ustedes saben que amo mi trabajo, que me ha costado muchas lágrimas y frustración llegar a un lugar en el que realmente me siento cómoda y disfruto mi día a día.


Pero eso no quiere decir que todo sea “miel sobre hojuelas” y que el empuje de un mundo capitalista, patriarcal y que se mueve a mil por hora con la tecnología, no nos afecte.


Estaba llegando a un punto de no retorno, en el que estaba desafiando a mi cuerpo, llevándolo a extremos de desgaste y explotación a los que nunca había estado acostumbrada.


Dormía muy poco, comía muy mal (incluso “haciendo dietas saludables”), no hacía ejercicio regularmente y me forzaba a ir a correr un fin de semana con el cansancio de horas de trabajo encima. El estrés y el burnout habían llegado a mi vida y no lo quería ver (o más bien aceptar).


¿Por qué a veces nos cuesta identificar que estamos estresadas? Porque vivimos en un sistema que refuerza el sacrificio, el dolor, la incertidumbre y la disciplina para alcanzar los objetivos.


Y no es que esté en contra de tener rutinas sanas, poner todo tu empeño en una meta o cumplir con tus responsabilidades laborales. Por supuesto que no, yo lo hago a diario. Lo que sí está mal, es que cruces el límite en el que te olvidas de ti misma, pierdes el control de tu estabilidad y entonces, tarde o temprano, tu cuerpo te dirá: hasta aquí llegué.


Y mi cuerpo habló.


Tuvo que pasar un momento caótico en mi vida para que empezara a atender mi estrés. Vivimos momentos muy difíciles en mi familia y yo hasta terminé en el hospital debido a una enfermedad respiratoria (no COVID) que abordaré en otra entrada de mi blog, la cual ya les prometí y tengo pendiente.


Por ahora, nos vamos a enfocar en la reseña del libro “Hiper agotadas” de Emily Nagoski y Amelia Nagoski.


Sinceramente, en otro momento de mi vida no lo hubiese apreciado de la misma manera. Realmente lo necesitaba y me abrió los ojos de que estaba enfrentándome al estrés y justamente, estaba cargando con sus consecuencias.


Después de leerlo y empezar a aplicar sus tips, no es que mi energía o mis ganas de trabajar se hayan reducido ¡al contrario! Han aumentado.


Entrar a #LaVidaAdulta es una transición, hace poco, en un podcast escuché esta frase: “Me siento muy joven para ser muy grande, pero soy muy grande para ser muy joven”, creo que eso nos define a todas aquellas personas que llegamos o estamos al rededor de los 30 años.


Estoy en la transición y qué bueno que en ella, aprendí más sobre el estrés y las maneras de cómo detectarlo, lidiar con él y sanarlo.


Todas y todos hemos escuchado alguna vez, de nuestras amigas, amigos o familiares médicos que el estrés puede tener efectos en tu salud, y justo el libro te lo explica de una manera aterrizada para las y los no médicos.


Una de las autoras, Emily, es doctora en Comportamientos de la Salud y Amelia es doctora en Dirección Musical, se juntaron porque estaban cansadas de estar agotadas y de sentir que por más que se esforzaran tanto, nunca era suficiente.


Esa es otra de las mentiras que nos hemos creído: no eres suficiente, algo te falta (por ejemplo, bajar de peso, tener mejor pelo o un marido), o no “estás haciendo lo suficiente (una persona exitosa no tiene tiempo para “descansar” o dormir suficiente).


¡Qué tontería! Todas somos suficientes, así como somos, somos perfectas y hermosas y no nos falta nada. Y absolutamente todo lo que hacemos cuenta y es un paso que nos acerca aún más, a nuestras metas.


O está el otro lado de la moneda. Qué ironía que hoy en un día el bienestar y el amor propio sea algo por lo que “debemos luchar”. Y si no meditamos, hacemos yoga, o hacemos un retiro espiritual también nos “estresamos” por no cuidarnos o amarnos lo suficiente.


También de eso estaban cansadas, querían encontrar un equilibrio, y este libro, es la síntesis de todo lo que nos llevó allí y cómo podemos arreglarlo, sin juzgarnos.


Nos cuentan que el término burnout se acuñó en 1975 por Herbert Freudenberger y contenía tres componentes: cansancio emocional, despersonalización y disminución de la sensación de logro. Hoy, después de 46 años ya tenemos noción de sus efectos negativos en la salud, relaciones y trabajo.


¿Y saben qué es lo que más amé de este libro? Que tiene una visión feminista y con perspectiva de género. Todo lo analiza desde la óptica de las mujeres. Incluso dicen que el enemigo del libro es ¡el patriarcado!


Desde un inicio, habla del “síndrome de la hipergenerosidad” que enfrentamos las mujeres y el cual, gracias al feminismo, ya se pone sobre la mesa y es un tema de conversación. Básicamente, significa esta idea de sumisión y “hacer las cosas por amor” que tanto nos agota.


Incluso, plantea una idea de la filósofa feminista Kate Manne, en la que hay un sistema que espera que las “hipergonorosas” (todas las mujeres), ofrezcamos nuestro tiempo, atención, afecto y cuerpo de forma voluntaria y plácida a los seres humanos. Y que además, lo hagamos de buen humor, siempre luciendo bellas, felices y tranquilas, omitiendo nuestras necesidades personales, para estar atentas a las de otras personas.


Incluso, nos atrevemos a juzgar a las mujeres que no están siendo hipergenorosas, que no lucen lo suficientemente hermosas, que lucen “dejadas” o que no anteponen las necesidades de sus hijas e hijos, a las de ellas mismas.


Todo esto, evidentemente, nos lleva a un colapso inminente y a un cansancio emocional evidente, el patriarcado cansa.


Las mujeres hemos estado enfermas del síndrome de la hipergenerosidad y este libro, plantea ser un tratamiento.


El libro tiene 243 páginas y a mi parecer está muy bien estructurado porque puedes regresar a los capítulos que necesites en algún momento de tu vida. Además, cada capítulo tiene un resumen al que también puedes regresar, cuando lo requieras.


Prácticamente todos los capítulos, después de la introducción, te van guiando a las respuestas prácticas que puedes cumplir para completar el ciclo de respuesta al estrés. De esa forma, no es que desaparecerá mágicamente de tu vida, sino más bien te volverás experta en cómo lidiar con él y evitar que afecte tu salud física y emocional.


Primero, nos da una explicación evolutiva de porque existe el estrés y como responden nuestros sistemas digestivo, inmune, cardiovascular, musculoesquelético y reproductivo a él, así como las consecuencias negativas que llega a causar en todos, o alguno de ellos.


El estrés puede ser como un enemigo silencioso que poco a poco va llenando el vaso de agua, hasta que explota y se derrama. Con ayuda del libro, lo evitarás, pues cerrarás el ciclo que le pone un freno al estrés.


¿Y saben cuál es, según las autoras la estrategia más eficiente para completar el ciclo de respuesta al estrés? La actividad física. Plantean que entre 20 y 60 minutos diarios funcionan muy bien.


Otra de las opciones que también funcionan para cerrar el ciclo son: la respiración, la interacción social positiva, la risa, el afecto, llorar y las expresiones creativas. A cada una de ellas, les dedican varias hojas.


Me encanta que también, nos comparten muchas historias de inspiración o motivación, por ejemplo, ¿ustedes saben por qué existen los post – it? En el libro van a descubrir esta y muchas historias más. No les quiero spoilear tanto.


Otro punto a considerar: al final de cada capítulo, además del resumen, contiene ejercicios que ayudarán a reforzar lo aprendido.


Uno de mis capítulos favoritos fue el de “Sentido”, que aborda que tu sentido de vida, no se encuentra, se construye. Que es cambiante, no fijo y que para que aparezca, debes sentirte conectada a algo más grande como Dios o el Universo. Además, las investigaciones han encontrado que regularmente, el sentido proviene de tres fuentes: dejar un legado, servir a la divinidad o a un llamado espiritual o tener una conexión cercana, amorosa y de ayuda con otras personas.


Una pregunta que te funcionará mucho para encontrar tu sentido es: ¿qué estoy haciendo cuando siento con más fuerza que estoy haciendo lo que estoy destinada a hacer?


Otro de mis capítulos favoritos fue el que trata sobre desarraigarnos de los complejos de belleza, construidos por un sistema capitalista y patriarcal, incluso nos comparten una premisa a la que ellas llegaron: nos han mentido sobre la relación entre peso y salud para que vivamos constantemente intentando cambiar nuestro peso.


Y que incluso, hay una industria global millonaria que crece con la insatisfacción que sentimos con nuestros cuerpos. El ideal de la delgadez nos enferma. La gordofobia y el privilegio de la delgadez, existen y ambos, tienen un componente misógino.


No necesitas alcanzar cierto peso o ideal de belleza para que alguien te quiera más. Así como eres, eres perfecta y eres hermosa.


Libérate ya de la batalla para tratar de ajustarte a un ideal de belleza aspiracional que fue construido por el sistema capitalista y patriarcal, pero no ahondaré más en esto, porque literal nos da para un artículo.


Dedica varias páginas para hablar sobre la importancia del sueño y el descanso, a no normalizar que una persona “exitosa” es quien duerme, lo cual es falso, pues quien mejor duerme, más despierta está.


Otras páginas abordan el tema de la gratitud, pero desde una perspectiva muy diferente que me encantó: la solución no siempre es “escribir una lista de las cosas por las que estás agradecida”, hay otras formas más creativas que las autoras abordan y te encantarán.


Definitivamente, este es un libro de autoayuda, pero autoayuda feminista.


Espero que lo disfrutas, porque al menos para mí, fue una grata sorpresa.


Y como siempre, gracias por estar aquí y leer mis reseñas.


Con amor,

Yuli Zuarth.


Frases:


  • La calidad de nuestras vidas, día a día, se mide por nuestra libertad de elegir quedarnos o irnos. Esa libertad llega cuando tenemos la suficiente abundancia y la suficiente seguridad para soltar lo que está roto y movernos hacia algo nuevo.

  • Una heroína se siente llamada por algo.

  • El sentido no se encuentra, se construye.

  • No puedes separarte de tu algo más grande porque está dentro de ti.

  • Lo que sea que te llame, ya sea el océano, el arte, la familia o la democracia, no es algo exterior, no está ahí afuera. Está dentro de ti.

  • Las expectativas para las mujeres son diferentes a las de los hombres, incluso si nadie lo dice en voz alta.

  • Ninguna de nosotras elige el paisaje en el que estamos plantadas.

  • En lugar de preguntarte por qué no prosperan en el campo de juego nivelado, imagina cómo se puede cambiar el campo para que tod@s puedan prosperar.

  • La frase “La verdad te hará libre, pero primero te hará enojar” es de Gloria Steinem.

  • Nadie puede hacer todo, pero todos pueden hacer algo. Y algo es cualquier cosa que no sea nada.

  • Destroza al patriarcado, hazlo pedazos.

  • Las personas no necesitan “ganarse” el placer de una comida deliciosa.

  • Estamos hechas de energía.

  • Esperamos que tengas al menos una persona en tu vida tan en sintonía contigo que literalmente sienta tu dolor y te apoye para atravesarlo.

  • Los humanos no están hechos para hacer grandes cosas solos. Estamos hechos para hacerlas juntos.

  • Cualquier paso que demos juntos es un paso hacia la luz.

  • Frase de Audre Lorde: “Cuidar de mí no es autocomplacencia, es autopreservación, y eso es un acto de guerra política”.

  • Cuando eres amable contigo misma, te vuelves poderosa.

  • La vida de cada persona es diferente, y todos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo.

  • Eres suficiente, tal como eres justo en este momento.