Reseña del libro "el sol y sus flores" de rupi kaur


Este es uno de esos libros a los que siempre podrás regresar, en distintas etapas de tu vida. El sol y sus flores te acompañará cuando estés enamorada, cuando sientas que el mundo se te cae encima por una ruptura amorosa, cuando un ser querido se vaya a otro plano, cuando tengas una herida por sanar, cuando por fin la cures y también cuando tu espíritu feminista florezca tan fuerte como las jacarandas de Reforma en primavera.


El sol y sus flores es un poemario ilustrado por la talentosísima Rupi Kaur, quien nació en India y creció en Canadá.


Lo más impactante es que no importa qué página del libro abras, siempre te podrás identificar con lo que escribe.


Además, al leerla estamos apoyando a un talento que emergió gracias a las redes sociales, Rupi empezó publicando sus poemas de forma anónima primero en Tumblr y después migró a Instagram, creo que nos tenemos que ir acostumbrando a apoyar a estos talentos, que migran gracias a su impacto en redes hacia medios más tradicionales como libros impresos, programas de televisión, artículos científicos e incluso, carreras políticas. Este tipo de brincos será cada vez será más la regla y menos la excepción.


En “El sol y sus flores” encontrarás poemas cortos y largos, así como cartas personales que la autora crea con base en experiencias de vida, por ejemplo, una conversación con tu terapeuta.


Llegué a preguntarme si Rupi ha vivido todo lo que expresa en sus poemas, porque es tan profundo y tan real, por ejemplo, cuando habla de qué sintió al enterarse que el hombre que amaba, amaba a otra o algo incluso más grave, como ser víctima de violencia sexual.


También hay poemas de ese proceso de sanación, cuando poco a poco estás más fuerte y te das cuenta que al perder, ganaste. Toda esa fortaleza y luz que Rupi ganó, también está plasmada allí.


Habla del significado de cerrar y abrir ciclos, de como cuando los finales son un nuevo comienzo.


Aborda también los pensamientos que acompañan a una persona que sufre depresión, incluso menciona en uno de sus poemas “la depresión es una sombra que vive dentro de mí”. También en otros aborda lo que puede llegar a sentir una persona con ansiedad y con pensamientos de insatisfacción y frustración.


Plasma la responsabilidad afectiva pero no solo para alguien más, nos recuerda primero debe iniciar en nosotras mismas, no podemos dar lo que no tenemos. Por supuesto que también encontrarás poemas de amor propio, desde dos perspectivas, perderlo y recuperarlo.


La página 66 me encantó, es un poema que habla sobre la decepción en la amistad y la ruptura de las amistades, menciona algo que me dejó pensando, se escriben infinidad de canciones, poemas e incluso libros sobre el desamor en la pareja, pero muy pocas personas abordan la decepción en las amistades, qué tal si empezamos a hablar y escribir más de eso.


Aborda la aceptación radical y el amor a nuestro cuerpo, cuánto nos cuesta amarlo, por todo el peso que ha tenido en nosotras el cuerpo perfecto que hemos visto durante años en Hollywood.


Y toda esa aceptación, crecimiento y desarrollo nunca terminará. El proceso para ser una mariposa y volar, lleva su tiempo.


Cuando leí uno de los poemas que nos dan un acercamiento de por qué eligió a los girasoles como su flor para la portada me encantó la filosofía de por qué son una de sus flores favoritas, pues “a pesar de saber que no estarán mucho tiempo aquí, siguen escogiendo vivir de la manera más brillante”.


Es bonito tener nuestra flor favorita, les comparto un fragmento que escribí en Instagram hace poco, de cuáles son las mías y porqué:


Las orquídeas son mis flores favoritas porque me identifico con ellas; por su fuerza, resistencia, belleza, diversidad y resiliencia. Si las cuidas bien, te pueden durar meses, por eso son fuertes y resistentes. Puedes encontrarlas en muchos colores, por ello son diversas y sin lugar a dudas, bellas. Y por último, cuando piensas que ya murieron, unos meses después tienen la capacidad de revivir, por eso amo su resiliencia. 💫 Cuéntenme cuáles son sus flores favoritas y por qué.


También hay otro, en la página 173 que justo lleva el título del libro: “El sol y sus flores”, donde habla de como los girasoles solo se levantan cuando está el sol y cuando se van, viven en duelo; y comparte que eso siente cada vez que su amor se va. Qué hermoso.


Otro de mis poemas favoritos es cuando aborda qué sentimos las mujeres ante las miradas lascivas de los hombres, cómo vivimos y experimentamos su machismo y qué incómodo es el deseo sexual que ustedes sienten hacia nosotras, como si nuestro cuerpo fuese tan solo un objeto carnada de sus deseos. Me encanta como traslada el feminismo a su arte creativa.


Habla de que es posible e imperante para nosotras construir nuestro propio concepto de belleza, sin las imposiciones de una industria de belleza patriarcal y capitalista que gana millones de dólares a costa de nuestra ansiedad y depresión, es urgente también quitarnos de una vez y por todas la idea del “pudor femenino” pues no existe, es un invento del patriarcado para controlarnos. Las mujeres también merecemos disfrutar nuestra sexualidad.


Aborda la importancia de las redes de cuidado, de la sororidad y de hacer comunidades, habla de la experiencia de ser migrante, de ser refugiada, de la colonización y sus implicaciones, del lenguaje, de los idiomas, de la modernidad, de la maternidad, de honrar tus raíces, del sinrazón de las fronteras, de la violencia obstétrica, de cómo soltar imposiciones externas, de la tecnología y las distancias. Qué maravilloso que temas tan profundos e importantes puedan ser expresados en poemas. Su pluma es maravillosa.


Amo la forma en como Rupi combina su amor por la naturaleza, con su amor por las letras.


Por supuesto también hay mucho amor, pero no desde una visión romántica, sino desde una visión de igualdad, esas relaciones igualitarias que todas las feministas soñamos construir ¿realmente lo logramos? No sé si lo logramos, pero vaya que lo intentamos.


El amor es energía, jamás desgaste. El amor es luz, capaz de iluminar una ciudad. El amor es florecer. El amor es evolucionar juntos.


Con sus poemas recordé lo fuerte y brillante que soy, que soy dualidad, que un día puedo ser el sol completo, pero a veces necesito uno que me alumbre porque todo se pone obscuro.


Amé la analogía que utiliza de como las flores primero caen, se arraigan, se levantan y luego florecen, todo, con ayuda del sol, tan parecida a los seres humanos, es maravillosa.


¿Quién es tu sol? Que pregunta tan fuerte. ¿Alguna vez lo has pensado? Todas y todos merecemos a nuestro sol, que nos ayude a florecer.


En esta reseña no habrá una parte de “Frases favoritas” al final porque literal, todos los poemas tienen frases favoritas, con todos conecté.


Que este blog, sea una conversación interminable.


Muchas gracias por estar aquí, muchas gracias por leer.


Con amor, Yuli Zuarth.