Reseña del libro "Dinero bajo la mesa"


Este libro fue otro de mis regalos de cumpleaños, era el último que me faltaba por leer. Agradezco a mi querido amigo Jesús que siempre me apoya en todo lo que hago, y tuvo el detalle de regalármelo.


Sinceramente, éste libro sí es solamente para aquellas personas interesadas en la política y en los temas públicos, y aún esta descripción es muy general todavía, si te interesa dar un recorrido a lo que ha acontecido en las últimas campañas electorales, éste libro es para ti.


Primero tienes que saber que es un estudio riguroso, utilizan diversas herramientas analíticas y estadísticas para presentarnos datos duros, incluso verás infinidad de gráficas y tablas.


Una de las autoras, es María Amparo Casar, ya había leído varias de sus columnas en el periódico Excélsior, pero no había tenido la oportunidad de leer un libro de ella, éste es el primero y reconozco su profesionalismo y rigor académico. Como dato, actualmente la Doctora María Amparo Casar preside la Organización Civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.


El otro autor, el Doctor Luis Carlos Ugalde es docente, académico y analista, así también tuvo la oportunidad de ser presidente del IFE entre 2003 y 2007, actualmente es el director general del think tan Integralia Consultores.


Siempre existe una dicotomía en la lectura: la norma y la realidad. Nos presentan las leyes y los marcos normativos, es decir, lo que “debería ser”. Pero después nos enseñan la cruda realidad, la forma que muchos actores políticos y privados han encontrado para burlar la ley.


Anteriormente, aunque suene a broma, una unidad de la Secretaría de Gobernación organizaba las elecciones, en la lectura nos dan un recorrido por todo el proceso electoral en México, desde ese momento en que la SEGOB organizaba las lecciones, pasando por el IFE y hoy INE. El camino no ha sido sencillo, se han tenido que pasar empujar muchas reformas a la Ley. Mi reconocimiento a todos los actores políticos, sociales, y activistas incansables que han luchado para que hoy México esté construyendo su democracia.


Mediante estudios de caso, revisión de actas y entrevistas profundas a “operadores políticos” y ex candidatos, nos dan un acercamiento minucioso a las diferentes formas de financiamiento ilegal que se han utilizado en las campañas electorales, ya sea con financiamiento público o privado.


Otro gran apartado del libro lo ocupan los delitos de clientelismo electoral, los cuáles se suscitan en su mayoría antes y el mismo día de las elecciones, siendo la FEPADE (Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales) la encargada de combatir, investigar y prevenir el clientelismo y otros delitos electorales.


El voto debe ser libre y secreto, por eso el clientelismo en cualquiera de sus múltiples modalidades es un delito, porque hace que las y los ciudadanos no ejerzan su derecho en libertad. El clientelismo es un mal que altera la equidad de las contiendas y distorsiona la voluntad de las y los electores. Y no sólo esto, también hace que el gasto en las campañas se eleve mucho más y fomenta la corrupción en el servicio público.


Respecto a la relación entre los medios y la político, a pesar de que la reforma electoral de 2007 prohibió a las y los candidatos y a los partidos políticos la adquisición de publicidad en radio y televisión para propaganda electoral, la lectura nos da un acercamiento al todavía elevado gasto ilegal que se ha ejercido para pagar a los medios, ya sea en campaña o en el ejercicio del poder. Te irás para atrás cuando leas cuántos millones se han gastado en medios de comunicación.


En serio, espero que estos gastos tan excesivos se corten de tajo, debe quedar claro que los medios ya no son tan influyentes como lo fueron en el siglo XX, hoy en día, una gran mayoría de la población puede tener acceso a medios independientes o formar su propio criterio, con una comunicación más directa con las y los políticos y su trabajo.


Es tan reciente el estudio que incluye un apartado para analizar las últimas elecciones, las más grandes de la historia, las de 2018. Encontrarás datos interesantes y desagregados por estado. Algo que queda muy claro después de las elecciones del 2018 es que urge una reforma electoral, robustecer los procesos de fiscalización y ayudar al INE en esta titánica labor.


Específicamente es imperante redefinir las formulas y limites del financiamiento público y privado a los partidos políticos, definir nuevos criterios para los topes de gastos, establecer un nuevo y más robusto sistema integral de fiscalización y que se creen juzgados especializados en materia penal electoral.


Por último, se propone introducir el uso de urnas electrónicas en las casillas electorales, lo cual reduciría el costo de la jornada electoral y al dejar de utilizar boletas de papel, desaparecían conductas como el “carrusel” o el “embarazo de urnas”. Espero que pronto estemos listos y listas para utilizar las urnas electrónicas.


¡Gracias por leer!

Con amor, YZ.